Mostrando entradas con la etiqueta LECTURAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta LECTURAS. Mostrar todas las entradas

jueves, 1 de diciembre de 2011

LECTURA DE CUENTOS


Contar cuentos: grandes beneficios

ImprimirE-mail
No te imaginas como un acto tan sencillo y divertido puede potenciar tanto el desarrollo de tu hijo y aumentar vuestro vínculo.
Los niños que leen aprenden más y mejor, a diferencia de los que no han sabido encontrar el camino hacia la lectura. Contar cuentos es una forma fácil y divertida de enseñar a los pequeños a encontrar ese camino, zambullirse en el maravilloso mundo de los libros, y prepararlos para un futuro académico y educación. Los libros, empezando por los cuentos, deben ser sus compañeros de viaje en el largo camino de la vida.
Grandes beneficios de la Lectura:
La lectura de los cuentos es una magnifica herramienta para potenciar el desarrollo intelectual, emocional y social. Aquí te enumeramos algunas ventajas que encontrarás al leerles cuentos:

   1. Aumentarás el interés por la lectura y los dibujos.
   2. Desarrollarás su capacidad intelectual y de aprendizaje.
   3. Fomentarás el desarrollo lingüístico y ampliarás su vocabulario.
   4. Potenciarás su creatividad e imaginación.
   5. Mejorarás su capacidad de concentración.
   6. Desarrollarás su memoria.
   7. Mejorarás su comprensión lectora.
   8. Disfrutaréis y compartiréis maravillosos momentos juntos.
   9. Enséñale historias didácticas para ayudarle a encontrar soluciones a los conflictos
  10. Aumentarás su autoestima.
  11. Aprenderá a escuchar con atención.
  12. Potenciarás el dialogo.

Ten en cuenta que los niños pequeños no diferencian por completo lo real de lo imaginario, por lo que los cuentos son una buena herramienta para explicar situaciones cotidianas y para ayudarles a resolver problemas o conflictos. Tanto da que las historias que le expliques provengan de los cuentos o sean inventadas por ti.

Interés por los libros

Iniciar la lectura de los cuentos desde una edad muy temprana despertará este interés por la lectura. Es importante ofrecer a tu hijo cuentos adecuados a su desarrollo intelectual y emocional, de lo contrario perderá el interés. En las librerías y bibliotecas encontrarás un gran número de cuentos y libros adecuados para cada edad, consulta siempre cuales son los más idóneos.

Es importante también invitar al niño a hacer su propia elección (a partir de dos años y medio saben elegir qué cuento quieren leer), ten en cuenta sus preferencias, pero  orientales para que no siempre elijan el mismo título, tema o tipo de cuento, recuerda que en la diversidad también está el aprendizaje. Pueden ser libros, desplegables, cómics, revistas, juegos, descúbreles todo un abanico de estilos diferentes para ampliar su conocimiento.

Nunca se debe forzar al niño a que lea. Es importante que vea la lectura como algo interesante, como un juego y no como una obligación o un castigo. A veces hay que intentar encontrar el estilo o la temática que más le atrae para que empiece a interesarse por la lectura.
Ten en cuenta que los niños copian de los adultos por lo que si te ven leer de forma habitual ellos también leerán. También es recomendable que la televisión y el ordenador no acaparen el tiempo de ocio de la familia. .
(Información extraída de: www.clubmadres.com)

jueves, 23 de junio de 2011

CUENTOS para leer en verano

Aunque algunos pensáis que ya sois muy grandes para escuchar y leer cuentos y que son actividades propias de los cursos pequeños. Los cuentos favorecen la creatividad, la imaginación y nos transmiten valores y normas sociales. Por ello os dejo esta entrada en la que podéis leer o bien escuchar muchos y variados cuentos,  que nos trasmiten mensajes y valores. Leedlos y aprovechad sus enseñanzas.



viernes, 1 de abril de 2011

RÍO GUADALQUIVIR (MAESTRO D. JOSE ANTONIO MEDINA MUÑOZ)

Me llamo Guadalquivir: Mi nombre me lo pusieron los árabes y en su lengua significa "río grande".

Nazco entre montañas, en la Sierra de Cazorla (Jaén), entre piedras y árboles veo por primera vez la luz del sol.
Soy muy pequeño, y como tal, juguetón. Salto de piedra en piedra entre pinos, chopos y álamos.
A mis aguas vienen a beber muchos animales salvajes: el ciervo, el jabalí, el gamo, los conejos y las liebres juguetean conmigo. La trucha, el barbo y la boga nadan entre mis frías aguas cristalinas.
Las aguas de lluvias y los deshielos de las nieves me traen alimento para poder hacerme grande.
Poco a poco voy creciendo y continúo mi recorrido, sin descanso. El paisaje que veo ahora va cambiando, es más llano y con menos animales, pero me acerco a hermosas ciudades: Córdoba con su Mezquita y su puente romano. Palma del Río, donde se me une el mayor de mis afluentes, el Genil.
Ya soy un río-hombre y muy grande. Llevo mucha agua.
Pasada la presa de Alcalá del Río me acerco a donde tú vives. Camino de La Rinconada y despacio entre campos de naranjos y melocotoneros entro en Sevilla por la Isla de la Cartuja, entre puentes y parques modernos.
Mi paseo por la ciudad de Sevilla es una fiesta continua. En mis orillas voy dejando por un lado Triana y por otro la Catedral, la Maestranza y la Torre del Oro.
Mi camino se acorta, entro en las bellas Marismas.
Entre terrenos que se empantana y se bifurca continuamente voy dejando la provincia de Sevilla. Me acerco al final.
No muero, me uno al inmenso Océano Atlántico en un abrazo mutuo.

José Antonio Medina Muñoz

 
Río Guadalquivir a su paso por Sevilla
  
Desembocadura en Sanlúcar de Barrameda